Skip to main content
Elisa Batista's picture

Add your voice to the comments

For English, click here.

La semana pasada en el día de san valentín, la organización con quien yo trabajo, MomsRising.org, tuvo un evento en Washington contra la violencia de armas. Tuvimos presentaciones por el coro famoso "World Children's Choir" y de una colega de la diputada Gabby Giffords quien sufrió dos balazos y sobrevivió. También oimos de la mamá de una estudiante que sufrió dos tiros en el tiroteo de Virginia Tech, y gracias a Dios, sobrevivió. Me costó mucho en no llorar durante esas presentaciones.

Yo di un discurso en español. Aquí está:

Cuando escuché por primera vez las noticias sobre los tiroteos en la escuela Sandy Hook, estaba en una iglesia viendo el acto navideño de mi hija de 5 años, Elisandra. No podía dejar de leer las noticias de la tragedia en mi teléfono, ni de discutirlo con mi esposo y los otros padres a mi alrededor. No podía aceptar las imágenes de esos niños - niños de la edad de Elisandra - durante sus últimos momentos de vida. No podía imaginar el profundo dolor de sus padres.

Hoy, todo lo que sé es que como una comunidad, debemos trabajar duro para proteger a nuestras familias.

En mi organización MamásConPoder, conocida en ingles como MomsRising, seguimos escuchando de nuestros más de un millón de miembros, de distintos orígenes, sobre la necesidad de luchar por la seguridad de nuestras familias.

Como madre latina, yo personalmente veo cómo la violencia afecta a mi comunidad. Es insoportable saber lo fácil que es para nuestra juventud obtener un arma de fuego. Esto no puede seguir ocurriendo. Y por eso estoy aquí hoy.

Lo bueno es que no soy la única madre que está reflexionando diariamente sobre la manera de proteger a nuestros hijos.

El hecho es que según encuestas, la comunidad latina apoya a las medidas de control de armas, más que cualquier otro grupo étnico o racial. Y tal y como lo demostramos en las últimas elecciones presidenciales, los latinos también somos un fuerte bloque votante.

Por ende, queridos y respetados Miembros del Congreso, presten atención a lo que estamos exigiendo. La mayoría de Latinos queremos que ustedes trabajen juntos para aprobar una legislación que controle las armas. Nosotras, madres, queremos que ustedes aprueben una legislación que proteja a nuestras familias.

Es un hecho. Las mujeres y la comunidad latina, nos hemos unido para exigir que el congreso estadounidense apruebe una legislación efectiva para el control de las armas que ponga la seguridad de nuestras familias adelante de los intereses económicos de cabilderos de armas.

Por eso estamos en la capital de nuestra nación el día de hoy. No dejaremos de trabajar por la seguridad de nuestras familias hasta que el Congreso tome acción.

Es hora de exigir la revisión universal de antecedentes para todos los compradores de armas de fuego, de restablecer la prohibición de armas de asalto, de prohibir armas y cartuchos de alta capacidad, y de detener las ventas de armas ilegales interestatales e internacionales.

No queremos volver a ver, escuchar o leer otro reporte de noticias sobre la muerte de nuestros niños por las armas. No quiero militarizar nuestras escuelas instalando guardias con armas semiautomáticas estilo militar.

Como una comunidad de madres, tenemos la responsabilidad de presionar a nuestros legisladores para proteger a nuestras familias.

Terminemos con la violencia por armas, pongamos a nuestras familias por delante. ¡Gracias!


The views and opinions expressed in this post are those of the author(s) and do not necessarily reflect those of MomsRising.org

MomsRising.org strongly encourages our readers to post comments in response to blog posts. We value diversity of opinions and perspectives. Our goals for this space are to be educational, thought-provoking, and respectful. So we actively moderate comments and we reserve the right to edit or remove comments that undermine these goals. Thanks!